Hombros y huecos.

Hay hombros con huecos en los que caer con un sueño ligero después de un rato de pasión, hombros y huecos que parecen cálidos porque el temblor del placer agota.

Hay hombros con huecos inóspitos, llenos de aristas que te impiden el descanso y el sueño.

Hay hombros anchos, valientes, acogedores, con huecos amplios donde cerrar los ojos e imaginar futuros, donde rememorar pasados.

Hay hombros sin hueco, espaldas que se giran para buscar el sueño, manos que se aferran a la almohada en lugar de al cuerpo que tienen al lado.

Mis hombros pueden ser todos los anteriores y ninguno, el hueco de mi hombro puede acoger o castigar, puede abrirse o desaparecer y todo en la misma noche.

Hay miles de huecos y miles de hombros y por alguna razón, el hueco donde anidar siempre está en otra cama.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Hombros y huecos.

  1. jacquelinecordoba dijo:

    🙂 Eres increíble. Amo cada palabra que escribes, chica. Tienes talento para esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s