Volver

Este es mi espacio, y como mi cuerpo, lo utilizo cuando quiero, me desahogo en él y con él, lo acaricio, lo mancillo, lo torturo, lo mimo y lo olvido durante un tiempo.

Es mio y como mi cuerpo de vez en cuando siente frío y busca atención, palabras, sueños, paranoias, alucinaciones. Imágenes que no valen una mierda pero por el mero hecho de serlo se graban en la retina y se resisten a marcharse cuando se cierran los ojos.

Por eso hoy decido volver y acariciarlo, desahogarme con los dedos tecleando, palpando, escuchando el click incesante que lo pone todo en marcha y después trae la calma y el sueño. Busco una sensación que me llene y me ahogue, que me deje sin respiración unos segundos, que me haga vibrar hasta el espasmo, que se lleve la tensión, el anhelo, la angustia y me deje en un estado de tranquilidad tal que me impida mantener los ojos abiertos.

Vuelvo buscando el orgasmo mental que me da vomitar palabras sin sentido, palabras sólo para mí, palabras demasiado grandes para que las comprendan otros oídos.

Alcohol, pecado, celos, traición, amante, pareja, muertos, trabajo, cerveza, sábanas, perro, noche, picante, música, café, más alcohol, más música, despertador maldito, maldita llamada, mensaje, mensaje, mensaje, fin del mensaje, silencio.

Hoy tenía que volver y seguiré viniendo mientras lo necesite. A fin de cuentas este espacio es mio y me lo follo como quiero.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s